Equipos de Compensación Energía Reactiva

Equipos de Compensación Energía Reactiva

Son conjuntos diseñados para reducir el consumo de energía reactiva en una determinada instalación. Disponen de condensadores que entregan la energía reactiva necesaria a la instalación, logrando elevar el factor de potencia.

Las ventajas de tener una instalación compensada son:

• Evitar sobrecostes en el recibo eléctrico.
• Aumentar la potencia disponible.
• Reducir la sección en los conductores.
• Disminuir las pérdidas por efecto Joule.
• Reducir las caídas de tensión.

Dependiendo de las necesidades distinguimos dos tipos de equipos:

• Condensadores fijos; destinados a compensar la energía reactiva en centros de transformación ó en motores.
• Baterías de condensadores automáticas; disponen de varias etapas de compensación, de distintas potencias, que se activan automáticamente dependiendo de la carga instantánea en la instalación.

Para definir el equipo necesario en su instalación debe hacerse un estudio detallado del tipo de cargas y de los consumos totales. De este modo podrá valorarse la posibilidad de incluir filtrado de armónicos en los equipos, de definir que protecciones son las adecuadas, así como los tiempos de respuesta necesarios.

Habilidades

Publicado el

3 febrero, 2017